Importancia de la Leche en la Etapa Escolar

Macronutrientes esenciales en la etapa escolar

Durante la etapa escolar las proteínas son macronutrientes esenciales dado que contribuyen al crecimiento y buen mantenimiento de la masa muscular, además de ser necesarias para el crecimiento y desarrollo normales de los huesos en los niños. Así, de los 6 a 9 años los requerimientos de proteínas se sitúan en 36 g al día, aumentando a 43 g al día cuando los niños alcanzan la edad de 10-12 años.

En este sentido, la leche y los derivados lácteos poseen un elevado contenido de nutrientes, aportando entre el 3 y el 4% de proteínas con todos los aminoácidos esenciales.

Asimismo, la leche aporta lactosa como hidrato de carbono principal facilitando también la absorción del calcio.

Micronutrientes esenciales en la etapa escolar

El calcio desempeña funciones básicas en el organismo, contribuyendo al normal mantenimiento de huesos y dientes en niños. Contribuye también al funcionamiento normal de los músculos, participando en procesos como la coagulación sanguínea y la división y diferenciación celular. Por ello, un aporte adecuado de este mineral, resulta fundamental para alcanzar el pico óptimo de masa ósea y más adelante para lentificar su pérdida durante el envejecimiento.

Durante determinadas etapas de la vida, como la infancia y la adolescencia, los requerimientos de calcio están aumentados, situándose las recomendaciones diarias de este mineral en 1.300 mg diarios.

En este sentido, el consumo diario de un vaso de leche entera o descremada nos ayuda a alcanzar un 17% de los requerimientos diarios de este mineral, con un gran contenido de calcio.

En definitiva, la leche y los productos lácteos son alimentos indispensables durante la etapa escolar, ya que constituyen la principal fuente de calcio de la alimentación, proporcionando alrededor del 60% del aporte total de este mineral. Además, la leche contiene proteínas y otros micronutrientes como el magnesio, la vitamina D y el fósforo, necesarios para el correcto desarrollo de los huesos en niños.